La popular chipa de Semana Santa

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos donde se bendice el pindó, el agua, la ruda, el romero y otras hierbas medicinales que son usadas durante el año para sanar o liberar de vibraciones negativas el ambiente, o protegerse de las tormentas. Muchas mujeres llevaban una pequeña bolsa con almidón para ser bendecido y posteriormente era mezclado con el resto de los ingredientes de la chipa.

Para el guaraní la palma y el pindó son parte del universo simbólico y es muy bien utilizado por los sacerdotes católicos para dar solemnidad al Domingo de Ramos. La habilidad del guaraní y el conocimiento de las técnicas del tejido contribuye para desarrollar toda habilidad artística con el ¨pindó karaí¨ (pindó bendecido), creando una sana competencia entre los participantes, afortunadamente esta costumbre hasta hoy sobrevive, y dan un marco muy original a las procesiones en esta fecha.

 

Tres acciones populares que identifican a la Semana Santa paraguaya

Tres acciones marcan el ritual de la Semana Santa en el seno familiar y comunitario:

  • La fabricación de la chipa y otros alimentos.
  • La construcción de los calvarios y
  • Los cantos (ñembo´e purahéi) recorriendo los calvarios o cruces solitarias.

Fabricación de Chipa y otros alimentos

Varios días antes, las familias se movilizan para adquirir todos los elementos necesarios para preparar los alimentos y en especial la chipa y la sopa. Antiguamente y aún en el interior, cada familia prepara totalmente los ingredientes, comenzando por el almidón, por ser su proceso más lento requiere de varios días, y luego la obtención de la harina de maíz que se realiza pisándola en el mortero. En todo el vecindario se oía el sonido sordo del bum bum de los morteros (o ñembiso jovái –pisar el maíz en el mortero entre dos, tres y hasta cuatro personas-) que hoy callaron y se reemplazaron por los molinos que agilizan el trabajo.

En estas actividades participaban todos los miembros de la familia incluyendo las criaturas, había trabajo para todos y se desarrollaba en un ambiente armónico y festivo, sin faltar los chistes, los casos, las bromas o las famosas ¨tallas¨.

Los ingredientes como el queso y los huevos se juntan con varios días de anticipación. La grasa, generalmente proviene del sacrificio de un chancho engordado para la fecha. Cuando no había posibilidad de adquirir ésta, se recurría a la grasa vacuna. No se descuidaba tampoco la provista de leña para calentar el horno o ¨tatakuá¨.